Más alcohol, más tabaco y otros efectos secundarios de la pandemia

En estos momentos de quietud obligada se hacen más evidentes algunos problemas o dificultades que se estaban dando y que muy posiblemente al estar inmersos en las rutinas, en lo de siempre y en las prisas no se habían

hecho tan patentes como ahora.


De estas dificultades voy a resaltar lo relacionado con el abuso de sustancias (tabaco, alcohol, cannabis…) y adicciones.


En muchos casos el confinamiento ha destapado el problema que algunas personas tienen con las sustancias , sobre todo, con el alcohol, y especialmente en las mujeres. Aquellos consumos que son de ubicación social han tomado dos derroteros muy distintos. Hay personas que han anulado completamente su consumo y otras que han trasladado el consumo a casa, y en muchos casos también se han incrementado los conflictos.


Los consumos que se efectuaban en un contexto privado y generalmente en soledad han tenido un repunte, la falta de libertad para consumir por estar en convivencia permanente ha incrementado los niveles de ansiedad

y la falta de control en el impulso de beber. En aquellos casos donde la persona ya vivía sola , en general, también ha habido un incremento del consumo, por estar más tiempo aislada.


Aquellas circunstancias y/o motivos que mantenían a las personas en un consumo abusivo, o incluso adicción, en estos momentos aún se han incrementado más, y como resultado tenemos que se están realizando más consumos.


En definitiva, esto es lo que ocurre:

- Incremento del consumo

- Incremento del malestar emocional y psicológico

- Incremento de los conflictos en la convivencia


Todas estas variables sitúan a la persona en un lugar muy complicado para afrontar y gestionar la situación.


Inmaculada Pérez - Psicóloga sanitaria especialista en adicciones de Centro Lumens.


#YoMeQuedoEnCasa #SaludMental

#Covid19 #Adicciones #Alcohol #Blog #Artículo #Salud #Bienestar #Psicología


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo